domingo, 28 de febrero de 2010

LA MADRE DIVINA Y EL TERREMOTO DE CHILE


Los movimientos que ha empezado a hacer mi hija mayor, la Tierra, no tienen por qué truncar ni modificar las acciones del sentir profundo para que tú, Rowina, e Igneón se ubiquen en el tiempo de conciencia acorde con el que ustedes pueden sentirse cómodos debido a la conciencia que poseen; eso no se ha modificado.


Ya empiezan los primeros movimientos de la Tierra, indicándole a toda la humanidad que no hay más tiempo para que se muevan sus integrantes, en la línea de lo que deben hacer.


Nadie, absolutamente nadie, en todo el planeta, puede decir que no sabía que se estaba generando un cambio; que no sabía que debía trabajar en sus propias situaciones personales, que no sabía que debía buscar acercarse lo más posible a la impecabilidad en su sentir, en su pensar, en su actuar, en la manera de concebir la vida.


Pero todos vemos desde este lado que por más esfuerzos que hemos hecho –y quien más lo ha hecho ha sido la misma Gaia- no hemos logrado un objetivo profundo, pues notamos que quienes se llaman “espirituales”, seres que buscan superarse a sí mismos, han quedado atrapados en la vorágine de la información, de los mensajes actualizados, en la lectura de noticias y en nada aplican las lecturas que se les han dado.


No acepten más mensajes, no hacen falta más talleres, ni cursos, ni meditaciones, ni ningún tipo de cosas nuevas para hacer; simplemente hace falta aplicar la inmensa cantidad de ayuda que ya se les ha dado.


De acuerdo a su sentir profundo, ya saben hacia dónde orientarse en la búsqueda de solucionar todos los aspectos interiores para conseguir realmente enfrentarse a las mentiras que están sosteniendo como verdades, para lograr buscar un equilibrio entre el sentir y la pasión; para estar ordenado interiormente. Eso es lo que hace el Amor, ordena, para entonces interactuar con otros que también están ordenados y en consecuencia comenzar a construir la Nueva Humanidad por medio de las aldeas, de las comunidades, que son el siguiente paso que ha de dar la Humanidad. Paso de cara a enfrentar el proceso que los acerca a la fusión entre 3D y 5D.


El terremoto que mi querida hija ha generado en las costas del centro de Chile es uno de los grandes movimientos que se inician. Esos movimientos van a estar liberando la energía que ha estado acumulando, procedente de la Humanidad, devolviéndosela a ella, a la Humanidad por la Humanidad misma, y lo hace a través de los diferentes medios que tiene a su disposición para auto depurarse y recomponerse.


La manera más sencilla de liberar esas grandes presiones es en la zona de encuentro de placas tectónicas, en las zonas donde se encuentra también la efusión de magma, donde es más fácil liberar energía.


Esto toca a diferentes porciones del planeta en los hemisferios norte, sur, occidental y oriental. No hay un solo lugar de la Tierra que vaya a quedar liberado de la acción de la misma conciencia de Gaia, que está devolviendo a la Humanidad todo lo que le corresponde.


No es un ajuste de cuentas; tampoco se trata de cargarse de culpas, simplemente es que como Humanidad deben empezar a hacerse cargo de todo lo que han producido, de todo lo que han generado en el sentir alocado, en el pensar sin sentido, en el actuar desde lo personal, sin considerar a los demás. En eso todos son responsables en mayor o menor medida. Todos los integrantes de la Humanidad en algún momento ha actuado de esa manera, por lo que ninguno puede decir que no le corresponde hacerse cargo de parte de esta energía que la Tierra está devolviendo. La Tierra no puede seguir sosteniéndolo y ahora necesita cerrar su ciclo para empezar el nuevo período, entonces le devuelve a cada uno lo que le corresponde.


Como dijo también Mikael, el arcángel, quien hasta mediados de este año seguirá a cargo de la limpieza planetaria, él va marcando con su espada de la verdad los sectores que deben ser enfrentados a ella, a la Verdad y la Tierra actúa en consecuencia marcando en cada uno de esos puntos las acciones que equilibran las cosas, para que las mentiras sostenidas como verdades caigan y sólo se sostenga lo que es verdadero.


La Tierra, mis queridos hijos, no va a sostener más las mentiras de ustedes, solamente va a sostener aquello que es verdadero, no va a sostener la fantasía de la vida muerta en la que viven ahora. Sepan que así no van a poder pasar a la siguiente etapa.


En este sentido quiero hacer una aclaración y es que cada uno de los hermanos y de las hermanas de ustedes que pierden sus cuerpos en estos movimientos terrestres, que muere en términos de ustedes, son hermanos que se han ofrecido para la ocasión. Han ofrecido perder su encarnación de las maneras más variadas; de ese modo ayudan también a liberar a la Humanidad de mucha de la carga que sostiene. Se trata de un sacrificio muy hermoso que hacen porque así también están liberándose para el bien de todo el conjunto de la Humanidad.


También con eso saldan una serie de situaciones que de otras formas les llevaría muchas vidas de aprendizaje, por lo que ninguno de ellos debe ser considerado como “pobrecito” ni desafortunado. Por el contrario, son seres magníficos que han ofrecido esa encarnación para esto.


Innumerable cantidad de ángeles están ahora rodeando la Tierra, asistiendo a todas estas almas que se desprenden de sus cuerpos, asistiéndoles con total reverencia al lugar magnífico que les corresponde, por lo que no hace falta, en absoluto, tener sentimientos de dolor, de pena, de sufrimientos.


Es a la personalidad a la que le da miedo ser la siguiente, porque cree que va a morir. Recuerden que ninguno de ustedes muere, simplemente cambia de cuerpo; entregan un cuerpo, en cuyo acto liberan de muchísimo a la humanidad y a sí mismos de situaciones que por otra parte les llevaría muchísimo tiempo saldar.


Así es que nada de “pobrecitos”, son todos magníficos y como ustedes son magníficos, porque así los he creado, les digo claramente que de no hacerse cargo de lo que les corresponde, no hay reclamos porque han tenido décadas para poder ponerse en el lugar que les corresponde.


No lo han querido hacer y siguen en la misma línea de no querer hacerlas, es perfecto, ya que es la decisión que toman como seres magníficos, por lo que se les respeta. Pero también, como seres magníficos, han de hacerse cargo de las consecuencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario